Cirugía estéticaPlástica Reconstructiva

Avances en la reconstrucción facial

Uno de los tratamientos de cirugía plástica reconstructiva de la Clínica Gómez Bravo es aquel que se centra en la reconstrucción facial empleando la técnica de microcirugía. Este tipo de operación tiene como objetivo recomponer aquellas estructuras faciales que han sido dañadas tras sufrir una serie de lesiones tales como: traumatismos, extirpaciones, lesiones cutáneas o cáncer.

Gracias a la microcirugía reconstructiva empleada por el doctor Gómez Bravo podemos trasplantar fragmentos de piel de otras áreas, así como otros elementos complementarios como por ejemplo: grasa, músculo y hasta hueso de la cara. De esta manera, la reconstrucción facial, se convierte en una realidad al poder recuperar estas estructuras entre las que se incluyen también la mandíbula, la lengua, el esófago, la mejilla o el cuero cabelludo, entre otros.

Objetivos de la terapia de reconstrucción facial

¿Qué queremos conseguir con la terapia de reconstrucción facial? Recuperar el aspecto natural de nuestra cara y que nuestros pacientes vuelvan a tener un grado de autoestima normal y no de tristeza permanente. Restaurar el esqueleto craneofacial es una tarea compleja que requiere la intervención de profesionales cualificados, como es el caso de los trabajadores de la clínica Gómez Bravo. Los huesos y tejidos faciales deben quedar como estaban al principio de sufrir el accidente, que es ejemplo que vamos a poner a lo largo de nuestro artículo para el blog del centro.

¿Qué otras zonas se tratan en la reconstrucción facial? Todas aquellas que están directamente relacionadas con la cabeza como por pueden ser: el cuero cabelludo, las cicatrices y fracturas faciales, así como las heridas que involucren al labio.  La intervención del doctor Gómez Bravo en la terapia de reconstrucción facial es la clave del éxito. Ayudado por la microcirugía, se obtienen los resultados deseados.

Otra de las ventajas de la terapia de reconstrucción facial en la cual se emplea la microcirugía reconstructiva, es que esos trasplantes de piel a los que nos referíamos anteriormente, se pueden hacer desde otras zonas lejanas empleando los colgajos libres. Gracias a estas técnicas microquirúrgicas arreglamos una gran variedad de problemas médicos que afectan a diferentes áreas del cuerpo. Por ejemplo: imaginemos que queremos lucir un nuevo aspecto facial. Para ello, trasplantamos tejido graso procedente del abdomen a la cara. Este sería un buen ejemplo de terapia de reconstrucción facial.

reconstrucción facial cara

Reconstrucción facial empleada para la parálisis en la cara

¿Por qué quieren los pacientes de la clínica Gómez Bravo someterse a la terapia de reconstrucción facial? Ya no estamos hablando solamente de lucir un aspecto joven y renovado, sino de hacer frente a otras lesiones más importantes como la parálisis facial. Con la utilización de este tipo de cirugía, implantamos músculos y nervios que normalmente obtenemos de las piernas, para que nuestra cara pueda volver a moverse con total normalidad. Así, lo que conseguimos, es que la expresión facial recupere el movimiento perdido debido a una lesión.

Queremos recordar en este artículo la importancia que tiene la cara en nuestro aspecto. La expresión facial que mostramos a los demás en las conversaciones nos delata con los diferentes movimientos de los músculos de la cara. Somos capaces de expresar una serie de sentimientos y sensaciones variadas como son: alegría, tristeza, enfado o ira.

Desde la clínica del doctor Gómez Bravo estamos a disposición de los pacientes para resolver cualquier duda que pueda plantearse, en cuanto a la terapia de reconstrucción facial que utiliza la técnica de microcirugía reconstructiva. Recordamos que con esta cirugía, también resolvemos otros problemas añadidos que afectan a otras partes del cuerpo como son: la mama, la mano, el pie y el resto de extremidades inferiores.

Avances en la reconstrucción facial
Rate this post