Cirugía estéticaPlástica Estética

Intervención de mamoplastia de aumento

La mamoplastia de aumento o aumento de senos es una operación quirúrgica en la que se acentúa el tamaño y forma del pecho de la mujer. La intervención tiene varias fases que vamos a explicarlas a continuación en el siguiente artículo del blog de la Clínica Gómez Bravo. Realizamos procedimientos de cirugía plástica estética variados entre los que se incluyen las siguientes especialidades: cirugía de mama, facial, de contorno corporal, de la zona íntima y de estética secundaria.

El preoperatorio de la mamoplastia de aumento comienza con una valoración de la morfología mamaria así como de la pared torácica. Para ello, las mujeres que se van a someterse la intervención de mamoplastia de aumento, deben realizar a unas pruebas previas como: mamografía, una valoración cardio-respiratoria y la parte analítica. Además, cada paciente tiene unas características determinadas. Es decir, la forma de los senos cambia de una mujer a otra. Es muy importante valorar previamente si la mama está caída por lo que el cirujano debe levantarla antes de colocar la prótesis.

Soluciones naturales de mamoplastia de aumento

En la Clínica del Doctor Gómez Bravo cuidamos al máximo todos los detalles. Queremos ofrecer a nuestros clientes los mejores servicios en función de la intervención que debemos llevar a cabo. En el caso que nos ocupa, la mamoplastia de aumento, la colocación de los implantes en la parte posterior de la mama es el objetivo fundamental en esta operación para que luzcan así un aspecto natural. La intervención de aumento de pecho en la Clínica Gómez Bravo utiliza una técnica conocida con el nombre de relleno de grasa autóloga. Gracias a esta práctica, se consigue un escote natural y saludable utilizando grasa de la paciente de otras zonas del cuerpo como los muslos y caderas. Evita además que los pechos estén muy separados o el esternón demasiado marcado tras la intervención.

mamoplastia de aumento

 Colocación de los implantes de aumento de pecho

La intervención de mamoplastia de aumento continua con el siguiente paso que sería la operación en sí misma. Para ello, se realiza con anestesia local y sedación profunda. Los doctores de la Clínica Gómez Bravo realizan en primer lugar la transferencia de grasa autóloga que queda ubicada en la zona central del escote. Después, ya se coloca el propio implante. A diferencia de otras clínicas, el doctor Gómez Bravo, siempre opta por hacer una colocación en plano dual buscando la mejor ubicación para la paciente y así obtener los mejores resultados de cirugía plástica estética. La colocación exacta de los implantes de aumento de pecho es una decisión conjunta tomada por el doctor y la paciente, tras el examen físico del preoperatorio y los efectos positivos y negativos del emplazamiento sugerido.

La operación de mamoplastia de aumento tiene una duración aproximada de entre una y dos horas. Suele ocurrir también que además de la intervención de aumento de pecho para algunas pacientes, sea necesario practicar una reducción del tamaño de la areola. Los implantes que se colocan tienen diferentes formas, tamaños y texturas. En la Clínica Gómez Bravo disponemos de los que tienen forma de gotas de agua o redondas. Las prótesis mamarias tienen una cubierta de silicona de suero salino o gel líquido. Mientras que aquellos implantes más modernos, se caracterizan por contar con el gel cohesivo aportando mayor seguridad a la intervención.

Tras la operación de aumento de pecho, la recuperación de la paciente es rápida. La zona tratada puede tener una pequeña inflamación los primeros días, pero entre el segundo y séptimo día después, ya se puede volver a las actividades diarias. Los cambios en la nueva forma del escote se muestran de forma inmediata.

Intervención de mamoplastia de aumento
Rate this post