Cirugía estéticaPlástica Estética

Lifting facial: opciones de rejuvenecimiento

El tiempo pasa para todos y con él, aparecen los principales signos de envejecimiento como la aparición de las canas o la pérdida de pelo, en caso de referirnos a la parte capilar. ¿Qué sucede entonces con la piel? ¿Qué indicios de envejecimiento son los que deberían comenzar a preocuparnos a partir de ciertas edades? Nos encontramos con los temidos surcos y pliegues en las áreas de la cara y el cuello, que influyen negativamente en la cara hasta que esta pierde por completo su expresión. Otras señales de vejez facial son propiciadas por el estrés al que estamos sometidos en el trabajo diariamente y la extensa exposición solar durante la época estival sin la protección solar adecuada. Todos estos problemas estéticos se solucionan rápidamente gracias al procedimiento de lifting facial.

Lifting facial, estiramiento facial o retidectomía son las principales expresiones que se utilizan para englobar a los diferentes tratamientos que tenemos disponibles en la Clínica Gomez Bravo. La aplicación de uno u otro, dependerá del diagnóstico previo por parte del doctor que tomará una decisión u otra. Bien sea, para tensar o elevar la piel. Pero, ¿sabemos cuáles son las claves para el rejuvenecimiento facial? Hay varios factores muy importantes como la forma de la cara que tengamos, la clase de piel y no debemos olvidarnos tampoco de la parte hereditaria que nos llega por parte de nuestros progenitores. Todo ello, influye positivamente en la duración de los resultados que queremos llegar a conseguir a corto, medio y largo plazo.

Rejuvenecimiento y vitalidad gracias a la intervención de lifting facial

Los profesionales de la Clínica Gómez Bravo saben que sus pacientes quieren quitarse unos cuantos años de encima recuperando nuevamente la luz en su rostro. ¿Es posible que el elixir de la eterna juventud perdure en el tiempo? Gracias al litfing facial, lo es. Pero, antes de proceder a la parte quirúrgica, el cirujano profesional de la Clínica Gómez Bravo habla previamente con el paciente para estudiar con detenimiento su caso y tomar la decisión más acertada en cada caso.

lifting facial hombre mediana edad

Las preocupaciones en torno al lifting facial empiezan en las edades comprendidas entre los 30 y 40 años, tanto en hombres como en mujeres. Su rostro empieza a sufrir cambios inesperados en las áreas perioculares. Es decir, todo lo que rodea al ojo, con las bolsas parpebrales y las patas de gallo como principales protagonistas. Estos cambios también son visibles en otros lugares de la cara hasta llegar a la parte inferior de la misma. La última parada por tanto, es en el cuello. Este envejecimiento al que nos estamos refiriendo, se repara con el lifting facial, que hará siempre más hincapié en las zonas que estén más dañadas. Por ejemplo: si las patas de gallo son bastante más pronunciadas, ahí es donde los cirujanos de la Clínica Gomez Bravo ponen todos sus esfuerzos.

Intervención de lifting facial profesional en la Clínica Gómez Bravo

¿Dónde hacen los cirujanos las diferentes incisiones pertinentes? ¿Qué lugares de la cara son los elegidos? Todas las operaciones se practican en el interior del pelo y están situadas al lado de conducto auditivo externo, para continuar con su trabajo hasta el lóbulo de la oreja y bajar hasta detrás de la misma. Es decir, lo que hacen los profesionales de la cirugía de la Clínica Gómez Bravo, es no perder de vista en ningún momento a lo que se considera como la línea donde se implanta el cuero cabelludo.

Gracias a estos cortes, procedemos a despegar la piel facial para que quede lo más tensa posible. Debemos tener en cuenta que no solamente es importante tensar la piel que está implicada en el procedimiento de tracción, sino también dar importancia a los tejidos más profundos. El cirujano de la Clínica Gómez Bravo también es consciente de la importancia de cuidar la flacidez tensando más los músculos. Rejuvenecer es posible gracias al lifting facial.

Lifting facial: opciones de rejuvenecimiento
Rate this post