Cirugía estéticaPlástica Estética

Mamoplastia para reducción de pecho

Gracias a la técnica de mamoplastia de reducción cumplimos los sueños de muchas mujeres de lucir el tamaño de pecho que siempre han deseado. Con esta intervención quirúrgica-estética contribuimos a la eliminación de tejido graso, tejido mamario, así como piel y a la propia elevación de las glándulas mamarias. En ciertas ocasiones, los profesionales encargados de la operación, también se dedican a hacer más pequeño el tamaño de la areola, si tiene una gran extensión.

En la Clínica Gómez Bravo somos conscientes de las implicaciones emocionales que tiene este procedimiento médico. Ya no solamente se trata de lucir un pecho acorde con los estándares de belleza actuales, sino de contar con unos pechos más pequeños, para evitar problemas añadidos como: frecuentes dolores de espalda y en la piel, afectando directamente a los surcos submamarios. Como profesionales de la materia, recomendamos llevar a cabo la intervención, para reducir el tamaño y restaurar la zona afectada para dar una nueva forma a las mamas.

¿Por qué necesitamos practicar una mamoplastia?

La primera pregunta que queremos resolver en este artículo del blog del Doctor Gómez Bravo es conocer los motivos por los cuales las pacientes se deciden finalmente por la mamoplastia. Pero, antes, queremos puntualizar un detalle que no queremos dejarlo a un lado, y es incidir que los hombres, también participan en esta clase de actuaciones. Ellos, también sufren en algunas ocasiones problemas tales como la existencia de tejido mamario que está muy desarrollado y es molesto, por lo que deciden ponerse en nuestras manos. Se conoce con el término técnico de ginecomastia.

Las causas por las que las mujeres se someten al ejercicio de reducción de pecho van desde los ya mencionados dolores de espalda junto con el cuello y los hombros. Otros factores que debemos tener muy en cuenta son las estrías en los senos, las afecciones respiratorias, las erupciones bajo las mamas, las infecciones debido a los quistes mamarios y también los problemas derivados del sistema nervioso que hacen que se nos hormigueen los brazos y las manos, como efectos añadidos.

pechoRasgos de las mujeres que se someten a una mamoplastia

La siguiente pregunta que responderemos en el artículo sobre reducción de pecho del Doctor Gómez Bravo es ¿qué clase de pacientes es la que deciden hacer finalmente una mamoplastia de reducción? El perfil de las solicitantes son mujeres con senos grandes que sufren una serie de traumas que les impiden estar a gusto consigo mismas. Psicológicamente, sufren molestias emocionales que les afectan en su día a día. Por ejemplo: ¿se atreverían a salir a correr al aire libre con una camiseta ajustada? La respuesta es un no rotundo.

Por este y los otros motivos de salud mencionados anteriormente, queremos ayudarles a recuperar su equilibrio emocional, gracias a la intervención quirúrgica y estética de la Clínica Gómez Bravo. Aquellas mujeres que quieren reducir su pecho son personas de peso normal, buen estado físico y que tienen unas grandes expectativas tras la operación para recuperar la normalidad en su vida.

Lo primero que deben hacer las mujeres que quieran practicar una manoplastia de reducción es hacer una visita al cirujano para tomar una serie de decisiones previas a la cirugía. Después, se procede a fotografiar los pechos, hacer una radiografía de los senos para vigilar así que no haya ningún tipo de anomalía, como el temido cáncer de mama.

En la fase del preoperatorio a la operación de reducción de pecho se estudia al detalle el historial médico de la paciente. Es decir, las enfermedades previas, la toma de medicamentos que hace en la actualidad, las alergias y si se les ha practicado algún tipo de cirugía previa. Antes de la operación no recomendamos: usar crema corporal, no fumar con un mes de antelación, no tomar medicamentos anticoagulantes como pueden ser las aspirinas y ayunar diez horas antes de la intervención. Todo ello, en constante contacto con el cirujano. Luego, todo queda en nuestras manos.

Mamoplastia para reducción de pecho
Rate this post