Una de las especialidades médicas de la Clínica Gómez Bravo es aquella que se ocupa de la reconstrucción de las extremidades inferiores.

Quizás te interese:

¿Cuáles son las circunstancias por las que debemos hacer frente al la intervención de las extremidades inferiores?

En ciertas ocasiones se producen infecciones, úlceras diabéticas y vasculares, traumatismos graves o extirpaciones por cáncer, en las que la amputación de un pie o una pierna, puede ser una posibilidad añadida. Nuestros pacientes no deben alarmarse, ya que gracias a la cirugía reconstructiva del miembro inferior, la opción de amputación se elimina de la agenda de previsiones.

El trabajo del cirujano plástico de la Clínica Gómez Bravo consiste en arreglar todos los problemas existentes en las extremidades inferiores, para solventar así defectos que afectan a los músculos y a la piel. Los huesos, también pueden sufrir en determinados casos, siempre y cuando se trate de algo muy trascendental. Cuando pensamos en la cirugía reconstructiva siempre tendemos a pensar que se lleva a cabo tras sufrir un accidente de tráfico o una caída aparatosa. Como explicamos al inicio del artículo, las infecciones con motivo de las alteraciones vasculares como la diabetes, también es otra de las causas en las que trabajamos. Además, cuando es necesario acomodar una prótesis de rodilla, es fundamental la reconstrucción de extremidades inferiores.

Intervención de las extremidades inferiores: injertos y colgajos

Antes de que el cirujano plástico inicie su trabajo en la Clínica Gómez Bravo hablamos previamente con los pacientes una serie de detalles. En primer lugar, el tratamiento. Después, el método de actuación de reconstrucción de extremidades inferiores. Otras preguntas a las que hay que responder es cómo y dónde se hará la cirugía, la anestesia empleada y lo más importante, el postoperatorio y recuperación de nuestros pacientes. Desde nuestro centro, queremos obtener los mejores resultados buscando el éxito en todo momento, donde la seguridad del paciente es lo más importante.

 

La reconstrucción de extremidades inferiores, ¿cuáles son los principales procedimientos empleados?

Contamos con dos: los injertos y los colgajos. En primero al que nos referimos, es en el cual se hace un trasplante de piel, hueso, nervios y otra clase de tejidos de un lugar a otro de nuestro cuerpo. La finalidad que tiene es la sanación de la zona que está deteriorada. Mientras que en la intervención quirúrgica de los colgajos, el cirujano plástico, inicia su trabajo de movilización de la piel con tejido subcutáneo, huesos, vasos sanguíneos y músculos, hasta que consigue llegar al lugar exacto donde se ha producido el traumatismo para arreglar la parte damnificada.

Evolución y usos de las extremidades inferiores

El desarrollo y crecimiento de las extremidades inferiores con el paso del tiempo ha derivado en los cambios en los grupos musculares inferiores que funcionan principalmente para soportar volúmenes de trabajo importantes. Pensemos por ejemplo en una persona que trabaja ocho horas del día de pie. Sus extremidades superiores sufren y todo ello, se resume rápidamente en cansancio físico y laboral. Por lo tanto, las lesiones son recurrentes en zonas como las piernas.

El culto al cuerpo buscando el bienestar físico y personal también se ve involucrado en la temática que nos ocupa de las extremidades inferiores. Cada vez más hombres y mujeres practican habitualmente deportes en los que las extremidades inferiores son protagonistas como: puenting o la bicicleta de montaña.

Los traumatismos que se pueden llegar a producir tienen una carga elevada de energía en la que las fracturas óseas son algo habitual, así como la destrucción de los tejidos blandos como los músculos y la piel. Ahí es donde entra en funcionamiento el trabajo de los cirujanos plásticos para solucionar las fracturas.

Patologías de las extremidades inferiores y procedimientos de su cirugía
Rate this post