Cirugía estética

Peeling de luminosidad para la primavera

¿Sabes lo que tienes que hacer para preparar tu piel para la primavera? La ideal es realizar un peeling de luminosidad. Con el cambio de estación, dejamos atrás condiciones meteorológicas como el frío, los cambios bruscos de temperatura y el viento. Estos factores hacen que la dermis se vea afectada al deshidratarse con facilidad perdiendo además luminosidad y elasticidad. En la Clínica Gómez Bravo, os ayudamos con nuestros tratamientos de medicina estética avanzada en esta puesta a punto facial de cara al verano.

Con la llegada de la primavera empieza la exposición solar de forma progresiva. Comenzamos a preparar la tez para los rayos de sol que harán que en verano tenga un tono más bronceado. Cambiamos también las prendas que tenemos en el armario invernales por las primaverales donde zonas de nuestro cuerpo como los escotes y el cuello están a la vista. Pero, ¿está nuestra piel preparada para la primavera?

Gracias al peeling de luminosidad lo estará. El procedimiento dermatológico consiste en excluir las capas externas del cutis para renovar y mejorar su aspecto otorgándole una mejor apariencia y textura. Es nada y nada menos que una exfoliación de las capas superficiales de la dermis que contribuye a la estimulación de colágeno, mejorar la elasticidad de la piel y su textura. Básicamente, lo que hace el peeling, es ayudar a eliminar las células muertas dañadas, así como los pigmentos debido a la radiación solar contribuyendo a la renovación de los tejidos.

¿Qué efectos conseguimos en la piel gracias a los peelings?

Con los tratamientos de peeling de luminosidad logramos que los tejidos de nuestro cutis rejuvenezcan y se estimule también el colágeno, para fomentar la regeneración celular. Pero, ¿cuándo y cómo sabemos si necesitamos realizar un peeling? Desde la Clínica Gómez Bravo, nos ponemos a vuestra disposición para aclarar todas vuestras dudas y consultas sobre los tratamientos estéticos que necesiten en cada época del año. En el tema que estamos tratando en el artículo, estamos profundizando en preparar la piel para la primavera.

Los signos que indican que necesitaremos llevar a cabo un peeling son los siguientes: acné o cicatrices, manchas solares, deshidratación de la piel, dilatación de los poros, foto envejecimiento y escasez de luminosidad. En función de la estación del año en la que nos encontremos, la dermis sufre una serie de consecuencias por su exposición constante al exterior. En invierno, tiende a perder elasticidad, luminosidad y se deshidrata con facilidad. El frío no es un factor positivo para la salud de nuestra piel. Pero, gracias al peeling de luminosidad, recuperará y volverá a su estado óptimo para la llegada del verano.

peeling de luminosidad

Cuidados diarios de la piel en zonas como el cuello y el escote

Tal y como hemos mencionado en el inicio del artículo, además de acondicionar la dermis para la primavera con el peeling de luminosidad, debemos cuidar otras zonas del cuerpo que comienzan a estar más visibles como el  cuello y el escote. Lo que tenemos que hacer para prevenir un envejecimiento prematuro así como las estrías, es necesario seguir las siguientes indicaciones. Hidratación diaria en el escote todas las mañanas mediante a base de movimientos circulares y en dirección ascendente. Así, la piel no perderá su firmeza. Es conveniente que al final del día y tras una jornada de exposición al exterior condicionada por los agentes externos como la contaminación y los cambios de temperatura, necesitamos hidratar la piel con una crema específica de noche. Además, una vez a la semana hay que exfoliar el escote.

Nuestra piel ya está advertida y preparada para la primavera gracias las indicaciones profesionales de la Clínica Gómez Bravo.

Peeling de luminosidad para la primavera
Rate this post